Marcos López: de jalar diez cursos en el colegio a jugar la Copa América 2021 (VIDEO)

1207
Publicidad

Mr. Chipi cuenta la historia de superación del lateral de la ‘Blanquirroja’, quien superó problemas en el colegio con la ayuda de ‘Chemo’ del Solar. Hoy triunfa en la MLS y espera brillar en la Copa América.

Al colegio no voy más. Es el título de una canción del grupo Leuzemia, que le viene muy bien para contar la historia de Marcos López y sus primeros meses en la San Martín. El defensa de la Selección peruana, que jugará la Copa América 2021, brilló desde chibolito con un balón en los pies, pero estaba peleado con los libros, una de las razones por las que en el cuadro santo se perdió muchos partidos

Hay recambio. Es lo que se escuchó decir a los conocedores del fútbol luego de ver Marcos López como titular en la selección peruana en Quito. Al defensa no le quemó la pelota ante Ecuador y borró las dudas que dejó cuando tuvo que reemplazar a Miguel Trauco frente a Colombia. El chalaco mostró condiciones desde chico y por eso la Universidad San Martín se fijo en él y lo jaló. Con pocos entrenamientos el lateral demostró que la conocía, que era el diferente del equipo, pero sus problemas empezaron cuando el club lo matriculó en un colegio de Surco para terminar la secundaria.

Los ‘Santos’ tenían un convenio con el centro de estudios que quedaba frente a la Universidad de Lima porque el dueño tenía a su hijo en una categoría y así surgió la ayuda entre las instituciones. El desempeño de Marcos López en la cancha no iba de la mano con el escolar y de eso se enteró el jefe de menores del club que quería primero buenas notas y luego buenos futbolistas. Es por eso que el jugador fue perdiendo presencia en su equipo a pesar de sus condiciones y dicen los que compartieron equipo con él, que por este motivo casi deja el club. Sin embargo, un día al porteño se le presentó la virgen. José del Solar, técnico del primer equipo tenía por costumbre ver los partidos de los juveniles para jalar a los mejores a su plantel y fue a ver un partido de López.

Todo se puede en esta vida.

El marcador la rompió. Subió por su banda las veces que quiso y llenó los ojos a ‘Chemo’. “A Ese chico lo tenemos que llevar con nosotros“, dijo el DT a su asistente que lo acompañaba. Pasaron unos días y el técnico le preguntó a su ayudante porque Marcos López no iba a entrenar con el platel de Primera si le había gustado. En ese momento le explicaron al DT de San Anita que el jefe de menores no lo dejaba salir de su categoría, porque no iba bien en el colegio y que cualquier cosa lo debían conversar.

José Del Solar se reunió con el directivo y le dijo: “¿Qué pasa con el chico? Tiene condiciones, lo quiero ver como responde con los grandes”. El dirigente, que tenía años en el fútbol le respondió. “Nadie discute que juega bien, pero ¿sabías que tiene diez cursos jalados en el colegio? Por eso no lo podemos dejar jugar con los mayores. Si mejora sus notas, te lo mando” sentenció el responsable de los menores. ‘Chemo’ no se quedó tranquilo, le había visto algo al jugador, su ojo clínico no le mentía, sabía que el chiquillo era un crack en potencia, así que fue a la gerencia del club a buscar una formula para ayudar al muchacho.

La reunión se dio y Álvaro Barco entendió a su entrenador, pero le hizo ver no podía desautorizar a las autoridades de Menores. “¿Cómo vamos a perder a un chico por malas notas? “, comentó Del Solar. Fue en ese momento que el asistente del DT le comentó a su jefe “¿y si lo subimos a primera de frente? “. ‘Chemo’ reaccionó ”Esa es”, dijo e inmediatamente le pidió al gerente deportivo que le hagan contrato a López. “¿Lo vez tan bueno como para hacerle contrato tan chico?” comentó Barco. “Ese chico llegará a la selección ya verás no nos vamos a equivocar con él” respondió el DT.

Puedes encontrar más información en el siguiente video:

Publicidad