Tenía el número 400 en fila para acceder a oxígeno medicinal, pero dejó la cola porque su familiar falleció (VIDEO)

864
Publicidad

“[Estaba haciendo cola] hace como tres días. Y falleció hoy en la mañana”, expresó el ciudadano.

Un lamentable hecho se produjo en los alrededores de uno de los puntos gratuitos de venta de oxígeno medicinal en San Juan de Lurigancho (SJL), donde se conoció el caso de un sujeto que ocupaba el número 400 en la fila para acceder a referido insumo tan solicitado en estos duros momentos de pandemia, pero que tuvo que dejar la cola porque su familiar (suegro) había fallecido en horas de la madrugada por COVID-19.

Los hechos ocurrieron a la altura del paradero 16 de la avenida Los Próceres del populoso distrito. “[Estaba haciendo cola] hace como tres días. Y [mi suegro] falleció hoy en la mañana. La recarga mucho demora, entre tres a cuatro días”, declaró nuestro compatriota.

Como se vienen reportando durante los últimos días, muchas familias peruanas realizan largas colas, durante varios días con el objetivo de conseguir el oxígeno medicinal gratuito a través de una nueva planta de recarga que es subsidiada por el municipio del mencionado distrito y que tanta falta le hace a sus familiares en la lucha contra la COVID 19. Razón por la cual se vienen generando puntos de aglomeración y basura en plena vía pública.

Puede obtener mayor información en el siguiente video:

DENUNCIA PUBLICA DE MUJER POR PRESENCIA DE REVENDEDORES

Y fue en éste mismo lugar donde una mujer denunció la presencia de revendedores de referido insumo y exigió la presencia de las autoridades pertinentes, a fin de evitar que inescrupulosos que no tienen ni el menor remordimiento del dolor ajeno lucren con los sitios en la cola.

No me importa quedarme tres, cuatro días, o una semana. No me interesa porque es mi mamá. Es injusto. Me siento tan furiosa porque estoy caminado toda la semana para buscar oxígeno para mi madre. El problema es que no hay”, expresó la sentida mujer.

Mi mamá ahora está delicada. Y no me parece lo que esa gente (revendedores) hace. Solo quiero llegar a que me den mi balón. Lo peor es que un balón no sirve. A mi mamá le dura un día y yo tengo que hacer colas cuatro días”, dijo lamentándose la afligida ciudadana.

Puede obtener mayor información en el siguiente video:

 

Publicidad